Mostrando entradas con la etiqueta Nutrición en niños. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Nutrición en niños. Mostrar todas las entradas

miércoles, mayo 18, 2016


El ajo un alimento natural que no debería faltar nunca en la mesa

Posee propiedades diuréticas, antisépticas, antitrombóticas, bactericidas, digestivas, antihelmínticas, antioxidantes, antifúngicas, hipotensoras, hipocolesterolemiantes, antiateromatosas, antiagregantes plaquetarias e hipoglucemiantes.
Posee cualidades rubefaccientes aplicado por ví­a externa y después de ser machacado.

Beneficios del Ajo

Entre otros muchos beneficios, el ajo favorece la circulación, la eliminación de líquidos, es un buen remedio contra las bacterias, favorece la digestión, protege contra el cáncer y es buen desinfectante de la piel. 

Para qué sirve el Ajo

  • Al favorecer la circulación, resulta muy adecuado para fluidificar la circulación sanguínea y evitar o luchar contra las enfermedades circulatorias siguientes: arteriosclerosis, hipertensión, colesterol, infarto de miocardio, angina de pecho y otras relacionadas con una mala circulación como las hemorroides.
  • Contribuye a la eliminación de líquidos corporales, por lo que resulta muy adecuado en casos de reumatismo, hidropesía, edemas, y vejiga.
  • Se utiliza para combatir procesos infecciosos del aparato respiratorio (gripe, bronquitis, faringitis… etc.), digestivo ( putrefacciones intestinales, diarrea, etc) o excretor (infecciones renales, cistitis, etc.).
  • Especialmente indicado para calmar la tos de origen bacteriano con funciones de expectorante.
  • Resulta especialmente indicado cuando el dolor de oídos responde a un infección interna del oído medio, debido a sus propiedades bactericidas.
  • Las propiedades bactericidas del ajo también pueden aprovecharse para combatir o prevenir las intoxicaciones alimentarias.
  • Se utiliza también el el tratamiento de la vaginitis u otras infecciones de la vagina, o en el tratamiento o prevención de enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea.
  • Tomado crudo o machacado y mezclado con mantequilla, se considera un buen digestivo. Favorece la digestión, al estimular el hígado, la vesícula y el páncreas y parece tener un efecto positivo en el tratamiento de la úlcera.
  • Las decocciones de dientes de ajo triturados se utilizan para expulsar la tenia o solitaria. El ajo ayuda a eliminar las lombrices intestinales, algo muy habitual en los niños pequeños.

Ajo beneficios en los niños

lunes, julio 13, 2015



Durante muchos años la levadura de cerveza ha formado parte de la dieta del hombre. En algunas culturas, se utilizaba como complemento de una gran variedad de alimentos y bebidas, debido a su capacidad de mejorar el perfil nutricional de los mismos.
La levadura de cerveza es un producto que se obtiene durante la fabricación de esta bebida pero no contiene alcohol.
Básicamente, es un fermento que procede de la descomposición de la cebada y no es otra cosa que las células secas y pulverizadas de un tipo de hongo conocido como Saccharomyces cerevisiae, que no tiene ninguna repercusión en la salud de las personas sino todo lo contrario. También, la levadura de cerveza puede cultivarse en laboratorios para ser utilizada específicamente como suplemento nutricional. Sin embargo, es probable que este producto no posea el mismo valor nutrimental que la levadura obtenida a través de la fermentación de la cebada durante la elaboración de esta bebida.
Debido a su proceso de obtención la levadura de cerveza tiene un sabor muy amargo, que resulta desagradable para muchos consumidores, por lo que es sometida a un procedimiento de ¨lavado¨ que busca eliminar este sabor. Así, comercialmente se conocen dos tipos de levadura: amarga y desamargada. Básicamente la cantidad de nutrientes en estos dos tipos de alimentos son los mismos y solamente estudios muy detallados pueden mostrar que la levadura de cerveza amarga contiene una cantidad ligeramente mayor de nutrimentos.
Se trata de un complemento rico en proteínas y vitaminas del complejo B, además de una gran variedad de minerales. Es ideal para suplementar dietas deficientes, y constituye un alimento fácil de digerir y absorber por nuestro cuerpo. El contenido de proteínas de la levadura es el elemento nutricional más importante, pues corresponde aproximadamente al 40% de su composición. La levadura de cerveza es dos veces más rica en proteínas que las semillas oleaginosas como almendras, nueces y avellanas, y sólo es igualada por el huevo y la leche. Además contiene todos los aminoácidos considerados esenciales por la Organización Mundial de la Salud. Debe destacarse el alto contenido de dos aminoácidos: Lisina, que apoya el crecimiento normal y desarrollo de los huesos en niños y adultos, y Triptófano, que resulta de gran ayuda para conciliar el sueño.
El consumo de 20 a 30 gramos diarios de Levadura de Cerveza proporciona, a una persona adulta de 70 kg de peso, entre el 15 y el 17 % de la ingesta diaria recomendada de proteínas, de ello deriva que la levadura de cerveza sea un suplemento proteico bastante útil en dietas vegetarianas o simplemente dietas hipocalóricas deficientes en este nutrimento.
La levadura de cerveza constituye la mayor fuente natural de Ácido Fólico y es muy rica en otras vitaminas del complejo B como la B1, B2, Niacina (B3), Ácido Pantoténico (B5), B6 y Biotina (B8), todas ellas imprescindibles para el normal desarrollo de las funciones celulares durante el crecimiento y la reproducción, pero también con importante acción protectora y regeneradora de nuestro sistema nervioso.
Recientes estudios han demostrado que la suplementación con levadura seca, subsana total o parcialmente las deficiencias de Hierro, Cobre, Zinc, Cromo, Selenio, y Molibdeno que a veces presentan ciertas dietas. Por si fuera poco, su contenido en Fósforo, Calcio, Azufre, Manganeso y Silicio, también es importante. Los Nutriólogos recomendamos su consumo a aquellas personas que padecen Anemia, así como niños y adolescentes en crecimiento ya que favorece la formación de distintas hormonas. De igual manera, los deportistas encuentran en la levadura de cerveza un aliado para mejorar su rendimiento, pues aunado a su alto contenido de proteínas, facilita la oxigenación de los tejidos musculares.
No puedo dejar de mencionar que una de las propiedades más importantes de la Levadura de Cerveza es que en su composición se encuentra una forma biológicamente activa de Cromo conocida como factor de tolerancia a la glucosa (FTG), que se ha demostrado mejora la tolerancia a la glucosa y aumenta la efectividad de la hormona insulina, dejando ver sus beneficios en el tratamiento de las personas que cursan con Diabetes Mellitus. Así mismo, hay información científica confiable que señala que tras el consumo de Levadura de Cerveza suplementada se observan disminuciones del colesterol circulante en la sangre.
Además del contenido nutrimental ya descrito, la Levadura de Cervezatiene cierto efecto reconstituyente y depurativo, combate la sensación de cansancio y se le ha atribuido la capacidad de mejorar el estado de piel, uñas y cabello. Finalmente, la Levadura de Cerveza ayuda a regular la función intestinal al participar en la renovación de la flora bacteriana y contiene sustancias activas que colaboran en el mantenimiento de las defensas del organismo, mejorando el sistema inmunológico.
Por todas estas características, la Levadura de Cerveza se trata de un suplemento muy completo desde el punto de vista nutricional, ideal para complementar la dieta de las personas ya mencionadas, además de ancianos con alimentación deficiente y en general cualquiera que busque mejorar la calidad de su dieta habitual. Particularmente, recomiendo la Levadura de Cerveza Pronat, ya sea en polvo, cápsulas o capletas, por utilizar materias primas de grado farmacéutico y tratarse de un producto elaborado bajos estrictas normas de calidad, que aseguran todos los beneficios de este alimento.
Lic.Nut . Josué Rodríguez Sosa *
Depto. de Nutrición, Pronat Mérida. Email: nutricion@pronat.com.mx. 

LAS PROPIEDADES DE LA LEVADURA DE CERVEZA

martes, diciembre 23, 2014

Los síntomas generales del TDHA son un aumento de la actividad, impulsividad, una acusada falta de atención y de concentración. Son niños inquietos y nerviosos, que difícilmente pueden permanecer mucho tiempo sentados.
 Características comunes

Existen varias que son típicas de este trastorno, y entre ellas se destacan las siguientes:

Falta de atención.
Nerviosismo acusado.
No finalizar tareas asignadas.
Distracción constante.
Dificultad para llevar a cabo actividades de forma normal.
Hablar atropellado.
Problemas en las relaciones con otros niños.
Ansiedad.
Agresividad.
Tratamiento convencional 

Tratamiento natural

 Igualmente efectivo y sin efectos secundarios es un método natural que se está usando con muy buenos resultados: los ácidos grasos omega-3 (DHA). Diversos estudios indican que dichos ácidos grasos pueden mejorar de manera espectacular la hiperactividad y el trastorno de déficit de atención, así como trastornos derivados.

Ácidos grasos EPA y DHA

Están presentes en todas las células de nuestro cuerpo, especialmente en el sistema nervioso.

EPA es un ácido graso omega-3 necesario para el correcto funcionamiento y buena comunicación de las células, sobre todo a nivel de sistema nervioso, e influye en un buen funcionamiento mental.

DHA es también un ácido graso del tipo omega-3. Es muy importante en los primeros meses de embarazo, durante los cuales se forma el sistema nervioso del feto; también se encarga de la buena estructura cerebral.

Fuentes principales de omega-3

Pescado azul.
Nueces.
Aceite de borraja.
Aceite de onagra.
Aceite de cáñamo.
Suplementación con ácidos grasos EPA y DHA

Se llevó a cabo un estudio durante el año 2003 en el condado inglés de Durham con 117 niños en edad escolar (entre 5 y 12 años). Estos niños fueron elegidos por diversos problemas relacionados con la hiperactividad y el déficit de atención.

Durante tres meses se administraron perlas de ácidos grasos EPA , DHA y aceite de onagra a una parte de los niños. A la otra parte, solo perlas de aceite de oliva.

La conclusión del estudio fue muy esperanzadora: mejoró el nivel de aprendizaje y concentración, así como el comportamiento y el rendimiento escolar.

Esencial en el embarazo 

Se recomienda tomar alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 especialmente en el embarazo. Ello es esencial para la formación y el correcto funcionamiento del sistema nervioso del feto.

En esta etapa sería aconsejable tomar un suplemento de DHA hasta el parto y continuar en la lactancia.

Importancia de la dieta 

El ritmo de vida actual a menudo hace que la dieta sea desequilibrada por la cantidad de alimentos refinados. Por ello suele haber carencia de ácidos grasos, tanto omega-3 como omega-6.

Estas carencias se relacionan con: 

Desórdenes mentales infantiles (también ocurre en adultos).
Trastorno de hiperactividad y déficit de atención.
Dislexia (dificultad en la lectura).
Agresividad.
Ansiedad.
Ácidos grasos omega-3: Tratamiento del futuro en el TDAH

Se abre una nueva vía de esperanza a todos los que sufren este trastorno, ya que con pocos meses de tratamiento se empiezan a ver resultados en la mayoría de casos sorprendentes, pues estos nutrientes ayudan a regular el sistema nervioso.


Por todo ello es aconsejable se incluyan en la dieta diariamente estos ácidos grasos

Hiperactividad y déficit de atención: tratamiento natural con DHA

jueves, agosto 07, 2014






Una alimentación balanceada en los niños se traduce en un adecuado desarrollo psicomotor, físico, psicológico y por qué no, intelectual. El Alga Espirulina, super alimento con acción específica contribuye para lograr este propósito debido a su máximo componente en nutrientes.
El Alga Espirulina mejora la motricidad fina y gruesa de los niños, manteniendo sus músculos fuertes y sanos, les brinda energía y permite mejorar su rendimiento durante el día gracias a su gran aportación de proteínas ya que contiene 3 veces más proteína que el hígado, y 6 veces más que el huevo.
La anemia y desnutrición en los niños es frecuente debido a una nutrición deficiente, el Alga Espirulina proporciona una nutrición completa y saludable ya que contiene vitaminas del complejo B, que fortalecen el sistema inmune, ácidos esenciales Omega 3, 6 y 9 que fortalecen el sistema nervioso y pueden mejorar la concentración, minerales en abundancia como el hierro, cinc, calcio y magnesio que cuidan y mantienen sanos los dientes y huesos.
Si bien en la actualidad algunos niños padecen anemia es verdad que algunos otros también padecen sobrepeso, para ello el Alga Espirulina ofrece una peculiar forma de apoyo en la nutrición de los niños mal alimentados ya que al consumirla podrán experimentar una sensación de saciedad, que les permite tener un mejor control en la ingesta de alimentos. Las dosis recomendadas para consumo en niños son de 1.5 a 3 gramos diarios, aunque puede variar de acuerdo a su actividad física.
ALGA ESPIRULINA Contiene
Las sustancias vitales más importantes que contiene son:
Proteína de primera calidad: Con un 60% de proteína vegetal, la spirulina es una de las fuentes proteínicas naturales más ricas, con los ocho aminoácidos esenciales y los nueve no esenciales.
* Clorofila: Limpia el cuerpo de residuos y apoya la función de los tejidos y órganos.
* Enzimas: Aportan equilibrio al metabolismo y a la digestión y activan el sistema inmunológico.
* Antioxidantes: (Ante todo beta-carotina): Aumentan la resistencia y retardan el proceso de envejecimiento.
* Complejo vitamínico y mineral natural: La base de la salud y el bienestar.
* Ácido gamma-linolénico: Valioso apoyo en la menopausia y durante la menstruación.
ARN y ADN (ácidos nucleicos): La base de todas las células, con efecto rejuvenecedor
Beneficios:
* Proporciona energía.
* Ayuda al desarrollo muscular.
* Ayuda a aumentar los rendimientos escolar y deportivo en adolescentes.
* Posee una actividad antimicrobiana
* Es un nutriente para el cerebro.
* Fomenta el crecimiento de los niños.
* Útil en alteraciones de la memoria.

¡Alga Espirulina, súper alimento para niños!

martes, enero 14, 2014

TIPS PARA QUE LOS NIÑOS COMAN DE TODO

Los niños en edades de preescolar y escolar pueden presentar una disminución del apetito y falta de interés por probar nuevos alimentos. Entonces, como padre, seguro te preguntas: ¿cómo lograr buenos hábitos de alimentación?
Esta situación es normal, ya que en esta etapa el crecimiento no es tan acelerado como durante el primer año de vida o adolescencia. Además, los niños pasan la mayor parte del tiempo jugando y descubriendo su realidad, lo que genera que la hora de la comida no sea tan divertida como el resto del día.
Sin embargo, es muy importante que desarrollen buenos hábitos de alimentación desde temprana edad. Es necesario poner en la mesa y ofrecer a los niños diferentes tipos de alimentos saludables, además de mostrarles que, como padre, también los comes y disfrutas.
Por ello, te brindamos algunas sugerencias para lograr que los niños coman de todo, lo cual sirve además para fomentar buenos hábitos de alimentación que perduren toda su vida:
1. Aprovechar el hambre y la sed. Cuando los niños tienen hambre,es mucho más probable que coman y tomen todo lo que se les ofrezca, por esto, en el momento que tienen hambre deben empezar a comer los alimentos a los cuales no están acostumbrados o que dicen no gustarles. Lo mismo sucede con la sed.
2. Pruebas constantes de nuevos alimentos. Para que un niño acepte un alimento nuevo es necesario que lo pruebe en múltiples ocasiones, en diferentes días y servido de formas diferentes.
Varios estudios revelan que las preferencias alimenticias de los niños están fuertemente ligadas al número de veces que se les expone a ellos, así como a la persistencia por parte de los padres a presentar la comida que los niños rechazan. Es posible que sea necesario poner de 10 a 15 veces un alimento diferente antes de que se acostumbre a comerlo o que llegue, incluso, a probarlo.
Juntos en la cocina
Juntos en la cocina
3. Juntos de compras y en la cocina. Cuando se compren losalimentos, invita a los niños, enséñalos y déjalos tocar, oler y escoger la fruta y la verdura. Si ya saben leer, enseñar a revisar la fecha de caducidad. En la cocina, dejar que ayuden con alguna actividad sin riesgo. A la hora de comer pueden ayudar a lavar, por ejemplo, la manzana o a pelar la mandarina.
4. Que pasen desapercibidos o combinarlos. Otra muy buena manera de hacer que los niños coman alimentos que no aceptan es hacer que éstos pasen desapercibidos. Puedes mezclarlos con alimentos que les gusten.
5. Fomentar la elección. Para la comida o cena, es fundamental  preguntar al niño cuál de las dos opciones de verduras que tengas preparadas prefiere. Con ello se logra que el niño sienta que su opinión cuenta y se crean los buenos hábitos. También resulta ser una pista para los padres a la hora de saber qué es lo que más le gusta y aprovechar la ocasión para introducir nuevas recetas.
No siempre los niños son receptivos a comer y a probar los nuevos sabores y texturas. Dicen que nos les gusta o que les da asco. Así que se está frente al reto para conseguir que coman sin rechazar y sin que la comida se convierta en una lucha de poder.
Para los niños que están en fase de crecimiento, es fundamental que comiencen cuanto antes a adquirir buenos hábitos de alimentación.
Juntos en la comida
Juntos en la comida
Para transformar la hora de la comida en un momento de disfrute trata de comer en familia, si los horarios laborales de los padres lo permite, por lo menos, durante la cena. Acostumbra a tu hijo desde pequeños a la variedad de sabores, teniendo en cuenta el aspecto nutricional de la comida y los colores.
Evita preguntarle qué quiere comer, aunque en el plato incluyas alguno de los alimentos preferidos de tu hijo. Cuando le ofrezcas un nuevo alimento, que sea poca cantidad; sólo se necesitan de algunos bocados para que pruebe el sabor; de esta manera evitarás despediciar comida.
Ten en cuenta que para que un niño se acostumbre a un nuevo sabor, necesitará probarlo por lo menos de diez a quince veces.
Evita trasladarle preocupaciones acerca de los alimentos o demostrarle tu ansiedad si él no termina su plato, esto sólo provocará más resistencia, y es lo que después de todo quieres evitar.
Si notas que tu hijo no aumenta de peso o lo que es peor, está por debajo de su peso normal, consulta con su médico de cabecera. Muchas veces, los pediatras deciden suministrar algún tipo de vitaminas, que lo ayude a ganar peso y a abrir el apetito


TIPS PARA QUE LOS NIÑOS COMAN DE TODO

miércoles, septiembre 04, 2013



Niños Con Sobrepeso Quizás antes era bello cuando uno veía a un niño regordete y le decía “que lindo es el gordito de la clase”. Los gorditos siempre eran los más bonachones, graciosos y todo el mundo se llevaba bien con ellos , o ellas. Creo que antes no éramos conscientes de lo que había detrás de esta condición.
Lo que fué denominado por un profesor de Stanford University “Síndrome X” es una persona que no es diabética pero tiene todos los síntomas y hábitos de una persona diabética.
Eso es una adicción a los carbohidratos simples (pan blanco, harinas blancas, pastas, papitas, dulces, azucares, arroz blanco, en general todo lo que es refinado). Y todo esto debilita al bazo / páncreas.
Esta adicción a los carbohidratos es tan fuerte que si el niño se siente débil corre a comer “algo” para levantar su energía. Es como unahipoglucemia “disfrazada”.
Las estadísticas indican que aquí en los Estados Unidos 1 de cada 5 niños están con sobrepeso y tienen posibilidades de desarrollar enfermedades en el futuro. Especialmente cuando genéticamente existen problemas de corazón, diabetescolesterol y triglicéridos.
1681523-poster-1280-pregnant-snack-obesity-child
Si piensas que alguno de sus niños tiene sobrepeso:
Hable con el doctor o pediatra. Si usted está seguro/a que tiene sobrepeso y el médico primario no le parece pida una segunda opinión.
Mire a su familia. Hay muchos gorditos o gente con sobrepeso? Esto puede darle una idea de los hábitos alimenticios llevados en el entorno familiar.
Cúantas horas de Televisión se ven en casa? La tele los mantiene hiperactivos y comen sin saber que ponen en la boca mientras miran la televisión. Debe organizar un horario de televisión y elegir aquellos programas que estimulen su crecimiento intelectual.
Pongan a su niño en actividades físicas fuera de la escuela: kárate, natación, bicicleta, patineta, caminatas. Sea ejemplo, hágalo usted también.
Comience organizando una alimentación balanceada baja en carbohidratos simples, no fritos ni con mantequilla ni con NINGÚN aceite, haga todo asado, hervido, al horno o sancochado. Cumpla con horarios para comer no permita a la familia ni a usted que “piquen”. Jugos pueden estar cargados de azúcar lea el contenido.
Por último si su niño es hiperactivo o muy sensible al “stress” limite hablar de problemas que no concierne a los niños enfrente de ellos. Trate la hiperactividad de ellos para que no les perjudique en su desarrollo en la escuela. Tengan actividades de salidas a museos, cine, teatro para niños, competencias de barriletes, pesca, picnic, etc. Busque actividades familiares.

La obesidad infantil

jueves, agosto 15, 2013

En agosto de 2008, se publicó un estudio cuyo principal hallazgo fue la asociación entre bajos niveles de vitamina D y riesgo de muerte incrementado.

Esta investigación se llevó a cabo en Estados Unidos, sobre 13.331 pacientes mayores de 20 años a quienes se les realizó un estricto seguimiento en términos de mortalidad (frecuencia y causa) durante un promedio de 8,7 años.
De sus conclusiones, lo más relevante es la documentación de un incremento del 26% en el riesgo de muerte de la población general con bajos niveles de vitamina D. Otro hallazgo fue la identificación de aquellos pacientes con mayor riesgo de presentar carencia de vitamina D: edad avanzada, sexo femenino, etnia/raza no blanca, diabetes mellitus, hábito tabáquico (fumadores) y sobrepeso (definido como un índice de masa corporal elevado).
También se evidenció (como en estudios anteriores) que niveles muy elevados de vitamina D pueden presentar efectos deletéreos sobre la salud. De esto se deduce que, como la mayoría de las sustancias en el organismo, la vitamina D posee niveles de acción óptimos o deseables, teniendo efectos negativos su carencia como su exceso o sobredosificación.
Requerimientos diarios de vitamina D.
Para bebés a adultos de hasta 50 años de edad la cantidad diaria recomendada es de 200 unidades internacionales (UI) de vitamina D. Para adultos de 51-70 años de edad se necesitan 400 UI y, para los mayores de 70 años, se recomiendan 600 UI. Hable con su médico de las cantidades diarias y de la exposición solar apropiadas en su caso, al igual que de la necesidad de tomar suplementos, en particular si corre riesgo de desarrollar deficiencia. Un exceso de suplementos de esta vitamina puede traducirse en concentraciones excesivas y acompañarse de problemas como náuseas, vómitos y debilidad o incluso confusión y anomalías del ritmo cardíaco (arritmias), por lo que se recomienda no abusar del consumo de este tipo de productos.
Personas con mayor riesgo de presentar carencia de Vitamina D.
•Bebés alimentados exclusivamente con lactancia materna o que reciben menos de 2 tazas al día de leche artificial para bebés o enriquecida con vitamina D.
•Personas de piel oscura.
•Personas con exposición muy limitada a la luz solar.
•Personas con enfermedades asociadas a malabsorción de grasas, como pancreatitis, fibrosis quística, celiaquía y resección quirúrgica del intestino.
•Personas con enfermedad del hígado o riñón o deficiencias enzimáticas.
En todo caso, debe considerar el consumo de Aceite de Hígado de Bacalao Pronat cuando menos 2 veces al año, especialmente durante las estaciones de otoño e invierno.
De sus conclusiones, lo más relevante es la documentación de un incremento del 26% en el riesgo de muerte de la población general con bajos niveles de vitamina D. Otro hallazgo fue la identificación de aquellos pacientes con mayor riesgo de presentar carencia de vitamina D: edad avanzada, sexo femenino, etnia/raza no blanca, diabetes mellitus, hábito tabáquico (fumadores) y sobrepeso (definido como un índice de masa corporal elevado).
También se evidenció (como en estudios anteriores) que niveles muy elevados de vitamina D pueden presentar efectos deletéreos sobre la salud. De esto se deduce que, como la mayoría de las sustancias en el organismo, la vitamina D posee niveles de acción óptimos o deseables, teniendo efectos negativos su carencia como su exceso o sobredosificación.
Comentado por: Lic. Nut. Josué Rodriguez Sosa
Link original: archinte.ama-assn.org/cgi/content/short/168/15/1629

DEFICIENCIA DE VITAMINA D Y MORTALIDAD

sábado, abril 06, 2013




La obesidad es un problema actual de salud pública, en lo que se refiere a la obesidad infantil según los países que conforman la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Economico).
México se encuentra en la posición número 4 en cuanto a obesidadinfantil (5-17 años) con una prevalencia del 29.0% en niñas y un 28.1 % en niños. Es decir 1 de cada 3 niños en México padece sobrepeso u obesidad.
Se ha sugerido (Gutin, 2011) la incorporación de actividad física en especial la de alta intensidad como un factor muy importante en la prevención de obesidad, ya que las células logran diferenciarse principalmente a células musculares u óseas en lugar de fomentar la creación de células grasas, así la ingesta energética será direccionada de una manera metabólicamente más saludable tomando en cuenta que el tejido libre de grasa es metabólicamente más activo. De esta forma sería más saludable comenzar a realizar actividad física hasta lograr una alta intensidad en lugar de limitar la ingesta energética.
Se ha demostrado que los jóvenes que mantienen una mayor actividad desarrollan una menor ganancia de grasa en comparación con su contraparte menos activos (Stevens et al, 2007; Moore et al, 2003). Esto va de la mano con los estudios que demuestran que los adolescentes que presentan mayor nivel de grasa corporal ven más tiempo el televisor comparados con los que mantienen una mejor composición corporal (Stallmann-Jorgensen et al, 2007).
Realizar ejercicio un mínimo de 2 días tiene efectos positivos en lograr una menor ganancia de masa grasa, mayor masa ósea, mejor condición física, y menor adiposidad visceral en jóvenes que tenían actividades intensas (Barbeau et al, 2007).
En general la actividad vigorosa puede ser bailar, correr, entrenar fuerza o los deportes, en general este tipo de actividades involucran la fuerza y la resistencia por lo que esta combinación ejercita además varios sistemas metabólicos.
Hablar de la importancia de la actividad física no nos hace disminuir la importancia de un patrón dietético saludable, no cabe duda que es más saludable consumir leche que bebidas azucaradas (Ortega et al, 2008).
Los programas para la prevención de la obesidad infantil tienen que estar en conjunto con el programa educativo escolar, incluyendo la intervención de las familias y programas comunitarios para que el objetivo en el cambio de conducta de los niños se lleve a cabo.
Hay algunas características de los programas exitosos de educación nutricional:
  1. Basados en la información científicas
  2. Incluir a la familia en los programas
  3. Evaluar patrones de consumo en niveles educativos
  4. Intervenir en el ambiente escolar
  5. Intervención en la comunidad
  6. Mantener capacitaciones intensivas
La educación nutricional se debe incluir en la mayor parte de programas educativos, el objetivo es que los programas que tengan que ver con la alimentación vayan de la mano de programas que logren incrementar el nivel de actividad física de los niños. Actualmente algunas estrategias educativas en nutrición pueden estar en medios electrónicos en donde al contener sus propias instrucciones reduce la necesidad de algún instructor o maestro.
Los profesores además requieren estar capacitados y las escuelas deben ofrecer un ambiente saludable a los niños. Hay que tener en cuenta que las técnicas didácticas son insuficientes para lograr los cambios de conducta, debemos implementar la resolución de problemas y además tomar en cuenta al grupo social que es la familia principalmente en donde el niño aprenderá ¿qué comer? y ¿por qué comerlo (Lytle et al, 1995).
Para saber más: Ejercicio para colesterol , Grasa

¿Cómo prevenir la obesidad infantil?

jueves, febrero 21, 2013


Si sospechas que tu hijo padece de una de estas afecciones, consulta con tu médico.
Problema: Trastorno de alimentación en la lactancia
Edad de inicio: Nacimiento a 12 meses
¿Qué es? Se niega a comer o no tiene capacidad de hacerlo, lo que deriva en poco aumento de peso o una pérdida del mismo por al menos durante un mes. Causas: un esfínter subdesarrollado entre el estómago y el esófago, retrasos en el desarrollo, alteraciones sensoriales, o enfermedad celíaca.
Ayuda: Llévalo al pediatra para que le haga un seguimiento regular de su desarrollo. Un gastroenterólogo podrá determinar si tiene reflujo ácido y recetarle medicina hasta que lo supere. Un terapeuta ocupacional o del habla puede ayudar a un niño a quien no le gusta comer o tiene dificultades.
Problema: Ingestión de sustancias no comestibles
Edad de inicio: 2 a 3 años
¿Qué es? En algún momento, hasta un 30 por ciento de los niños padecen pica, una tendencia a comer sustancias que no son alimentos (tierra o virutas de pintura). Los niños suelen superarla con la edad, pero puede persistir en chicos con retrasos mentales.
Ayuda: Pica puede derivar en envenenamiento por plomo, así que es importante mantener sustancias no nutritivas en gabinetes altos y bajo llave. Es buena idea consultar con un pediatra o sicólogo infantil que se especialice en trastornos alimenticios.
Problema: Trastorno de alimentación selective
Edad de inicio: 3 a 10 años
¿Qué es? Limita su dieta de manera progresiva a muy pocos alimentos. Es más común en los varones, aunque no se sabe bien por qué. Generalmente, la alimentación selectiva no resulta en problemas de desarrollo.
Ayuda: Algunos expertos dicen que si está creciendo normalmente, no debes darle mucha importancia, pero quizá necesita un suplementomultivitamínico. Un sicólogo infantil puede ayudarlo a probar comidas.
Para saber más: Sumplementos, nutrientes

Trastornos alimentarios en tus hijos

martes, enero 15, 2013



prevención de diabete
“En los últimos años se ha producido un adelanto en la edad de inicio de la diabetes en los niños. Hoy día se observan muchos casos antes de los cinco años, cuando anteriormente lo más habitual era que la enfermedad irrumpiera en torno a la pubertad
La diabetes es una enfermedad crónica e incurable de la que hay dos tipos, la I (diabetes mellitus) y la II, que hasta hace unos años era una enfermedad de adultos. Ahora, debido a que muchos niños tienen sobrepeso, hay también jóvenes y adolescentes afectados.
Respecto a la diabetes surgen algunas preguntas: ¿Quiénes la padecen? ¿Cómo podemos saber si nuestro hijo tiene riesgo de sufrirla? ¿Qué se puede hacer para evitarla? La respuesta a todas ellas está aquí.

¿Qué es la diabetes?

Consiste en un aumento de glucosa en la sangre. Este azúcar procede de los alimentos que ingerimos y todas las células del organismo lo necesita para vivir. Pero para que pueda penetrar en las células es necesaria la presencia de insulina, una hormona que fabrica el páncreas. Cuando este no funciona bien y produce poca insulina o esta es ineficaz, la glucosa no puede entrar en las células y se acumula en la sangre.

¿Es una enfermedad peligrosa?

La diabetes es una dolencia incurable que si no se controla bien, a la larga, provocará complicaciones serias como ceguera, insuficiencia renal o problemas circulatorios (cardíacos, cerebrales o motores).

Tipos

  1. La diabetes tipo I, infantil o juvenil. El páncreas fabrica poca insulina, por lo que el niño que la padece tiene que inyectarse esta hormona durante toda la vida. Los niveles de glucosa pueden aumentar o disminuir bruscamente en la sangre.
  2. La diabetes tipo II o de adulto. El páncreas fabrica una insulina poco efectiva y la glucosa no puede entrar en las células. Las personas que la padecen deben tomar medicamentos para conseguir que su insulina sea más activa. Con el paso del tiempo disminuye la actividad del páncreas y, después de varios años, el enfermo necesitará inyectarse insulina.

¿Por qué se produce la diabetes tipo II en niños?

El aumento de la diabetes tipo II en niños se debe a que muchos tienen sobrepeso. El mecanismo es el siguiente: al engordar en exceso, las grasas ingeridas se acumulan en el hígado y en los músculos y eso hace que la insulina que segrega el páncreas sea poco eficaz.

¿Cuáles son sus síntomas?

Algunos niños pueden no tener síntomas. En general, esta enfermedad produce mucho apetito, porque el organismo no puede utilizar la glucosa que procede de los alimentos; micciones frecuentes, porque el cuerpo se deshace de la glucosa acumulada a través de la orina; mucha sed y cansancio.

Factores de riesgo

Tienen más riesgo de padecer esta enfermedad los hijos de padres obesos, sean o no diabéticos, los jóvenes obesos, tengan o no antecedentes, y los jóvenes que padecen el llamado síndrome X o metabólico, es decir que tienen sobrepeso y niveles altos de azúcar, colesterol y ácido úrico.

¿Cómo sabré si mi hijo es diabético?

Cuando el niño tiene factores de riesgo, el pediatra le envía al endocrinólogo, quien le pedirá un análisis de sangre que se denomina prueba de sobrecarga oral de glucosa. Cuando la prueba es positiva el niño tiene riesgo de ser diabético, si no se adoptan medidas urgentes.

¿Cómo controlar la glucosa?

  • Mediante una alimentación sana, pobre en calorías, grasas e hidratos de carbono y rica en frutas, verduras y proteínas vegetales. Con esta dieta el niño pierde los kilos que le sobran y aprende a llevar una alimentación sana. Esta medida es más eficaz en el control de la enfermedad que tomar medicamentos antidiabéticos. Si el niño come bien y adelgaza, sus niveles de glucosa se estabilizan poco a poco.
  • Realizar todos los controles de glucosa que nos recomiende el médico. Controlar los niveles de colesterol y ácido úrico y la tensión arterial de vez en cuando.
  • Practicar regularmente ejercicio físico mejora el estado de salud y combate la obesidad.
  • Evitar el café, el té, los refrescos estimulantes y el tabaco. No suben los niveles de glucosa pero favorecen los problemas circulatorios.
Fuente: Revista Ser padres.
Para saber mas: Diabetes,  alimentos para diabéticos.

Diabetes, ¿cómo prevenirla?